Subscribe:

de Gente Increible

Las cosas increíbles e inauditas de nuestro mundo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Alan Hind: el hombre con la cabeza abollada.





Alan Hind trabajaba como carnicero, pero a falta de trabajo entro en la industria de la construcción, sin darle un curso previo fue puesto a trabajar de inmediato, después de estar 2 años trabajando sucedió la tragedia...

Estando demoliendo una casa. Alan Hind se encontraba a mas de 8 metros de altura cuando el lugar donde estaba cedió y Alan pego contra el asfalto en caída libre.

Tuvo daños cerebrales y los huesos del cráneo tuvieron que se removidos quirúrgicamente. y solo quedo piel en su cabeza cubriendo el vació que le quedo.

Por ahora salio victorioso del juicio que entablo contra la empresa que lo contrato pues dijo que no tienen las normas de seguridad que debían de tener y se someterá a una cirugía donde le pondrán una "tapa" de titanio pues tienen miedo de que la gente lo toque por curiosidad y esto le dificulta salir a la calle. Pues la gente se le queda viendo muy extrañada (lógico).
votar
.

13 comentarios :

Anónimo dijo...

Mother of god

Anónimo dijo...

ALIENS

Anónimo dijo...

joder...

Anónimo dijo...

oh mierda

Anónimo dijo...

fuck yeah

Anónimo dijo...

ha de ser pariente de chuck norris!

Anónimo dijo...

Una palabra para esto ALIENS :O

Anónimo dijo...

estuidos los que dicen ALIENS... Este tipo esta vivo de un gran milagro que Dios hiso en su vida y los que han hechos es tipo de comentario deben ser peores que eso, a cuealquiera le puede pasar y solo puedo decir que eso biene siendo una de las interrogantes de la vida....

Anónimo dijo...

lo admiroo, grandee grandee Alan Hind.

Anónimo dijo...

q mal, pobrecillo.

Anónimo dijo...

¿Qué tanta fuerza interior tendrá este hombre?
quizá tenga una fuerza interior más fuerte que las nuestras para salir adelante

Paulina dijo...

¿Lógico el morbo de la gente?

Anónimo dijo...

DIOS te proteja alan hind... que ignorante solo saber hacer eso oferden los aliens son usted sera que no se miran el un espejo que lastima

Publicar un comentario

comparte este articulo